¡IMPULSAR EL ÉXITO DE NUESTROS CLIENTES!

 

 

Nuestra misión es sencilla y exigente a la vez: impulsar el éxito de nuestros clientes. Para tal fin llevamos desarrollando, diseñando y fabricando desde el año 1973 cilindros hidráulicos de alta calidad demandados a nivel mundial. Nuestra búsqueda permanente de la perfección a lo largo de toda la cadena de procesos nos permite ofrecer productos que satisfacen siempre a la perfección los elevados requisitos de nuestros clientes, tanto de sectores como la construcción de herramientas, moldes y maquinaria, la fundición a presión de aluminio, la construcción de herramientas de desbarbado, el hidroformado, la construcción de herramientas de troquelado como otros.

 

Muchos de nuestros cilindros son considerados como un estándar en la industria. Una consideración alcanzada gracias a nuestra política de ofrecer una línea de productos modular, que para nuestros clientes es sinónimo no solo de una oferta a medida, sino también de una rentabilidad alta y una disponibilidad elevada. Un posicionamiento sobresaliente que sería impensable sin nuestros más de 260 empleados en nuestra sede principal en Gottenheim (Alemania) y nuestras delegaciones en Hong Kong, Shenzen y Shenzhen (China), Guissano (Italia) y Marhina Grande (Portugal). Pero también un posicionamiento que permite hacer realidad nuestro compromiso internacional en Europa, América, y Asia.

 

Desde el 2010 estamos radicados en un edificio completamente rediseñado, ya varias veces ampliado, en Gottenheim. Además, en noviembre del 2019 ampliamos nuestras instalaciones en los 44.037 m² de terreno de la empresa con la nueva Planta 2 con un objetivo claro: optimizar las vías internas y mejorar el flujo de las mercancías. Los 60 kilómetros de cables de red distribuidos por los 10 000 m² de las áreas de administración y producción y los 68 000 metros cúbicos disponibles ahora con la reforma conectan las ideas y las competencias de todos nuestros empleados que trabajan altamente motivados en la consecución de un mismo objetivo: el éxito de nuestros clientes.

 

¿La base de nuestro éxito? Como empresa familiar fomentamos y creemos en valores. Además, también los vivimos. El ADN de AHP es especial y singular. Nuestros valores no solo son la continuidad, la integridad y la sostenibilidad, sino también la fiabilidad, la honestidad, la transparencia y la franqueza. Y aunque nuestra forma de actuar esté regida como es normal por consideraciones económicas y la obligación de tener éxito, nuestra filosofía no se rige por trimestres sino por generaciones. Unos valores ideales que en este mundo cada vez más efímero son cada vez más irrenunciables, a la vez que una condición indispensable para que pueda crearse la calidad exigida; una calidad que en nuestro caso no conoce compromisos. 

Una forma de pensar que también es determinante para nuestra cultura interna. En nuestro caso no solo se produce un intercambio diario entre las distintas disciplinas especializadas, sino especialmente también un intercambio generacional. Tanto nuestra experiencia como nuestra convicción, nos dictan que los métodos acreditados y la inyección de ideas nuevas deben ir de la mano. La reestructuración de la organización acometida en el 2018 y el 2019 ha sido un paso más en esta dirección: trabajamos en equipos y hemos suprimido los jefes de área. La integración de toda la plantilla también en los procesos de toma de decisiones ha generado impulsos nunca vistos hasta ahora que han permitido tomar decisiones con perspectivas de futuro importantes.

 

 




NUESTRO CAMINO

 

Sabemos que la calidad se hace valer. Es por ello que nuestros clientes pueden confiar en todo momento al 100 % en nuestros cilindros hidráulicos.

Con nuestras innovadoras soluciones de accionamiento abrimos nuevas aplicaciones en la construcción de herramientas, moldes y maquinaria. Con ello ampliamos la capacidad constructiva de nuestros clientes.

Nos relacionamos con aprecio y respeto. Esta familiaridad constituye la base de nuestra eficacia, nuestro estándar de calidad y nuestra fuerza de innovación.

Las exigencias que planteamos a nuestros empleados son especiales y por ello invertimos muchos recursos en programas de capacitación y formación continua.

 



Nuestros ideales tienen carácter regional y son respetados a escala internacional: la gente de la región de Baden-Württemberg sabe lo que es capaz de hacer y también a dónde quiere llegar y está orgullosa de ello. Por otra parte, no dejaremos de aprovechar y reconocer las grandes oportunidades y ventajas que presenta Alemania como emplazamiento: una región situada en pleno centro de Europa, cada vez más potente como centro neurálgico para la economía y la cultural internacional.